Fortaleciendo la visión pastoral

En ésto Creemos

Visión, Misión y Declaración de Propósito

31/1/2012

El encuentro con Dios transforma al hombre

EFESIOS 3:16-21

Todos sabemos que toda relación que sostenemos en la vida, produce cambios buenos o malos; pero siempre pasa algo en nosotros.

En el pasado podemos ver cómo hombres fueron transformados por su compañía con Dios; uno de los que más me impacta es el caso de Moisés quien tuvo la bendición de hablar cara a cara con Dios y ese tiempo que pasaba con Dios le impactó tanto que la misma gloria de Dios se reflejó en él. Los hombres no podían mirar el resplandor de la gloria de Dios en él.

El impacto de la relación de Cristo con los apóstoles fue tan grande, que sus contemporáneos les reconocían que habían estado con Jesús

Si nos relacionamos con Cristo y pasamos tiempo con él, su presencia en nosotros será más real.

I. LLAMADOS A CONOCER PERSONALMENTE EL AFECTO Y EL AMOR DE DIOS. EF. 3:16-21

COMENTARIO:

El efecto del contacto con Dios y su amor en nosotros tiene implicaciones en la forma en que afecta nuestro comportamiento en el vivir diario.

1. El cariño, afecto y amor de Dios en nosotros, siempre produce gozo y alegría en nosotros. Jer. 31:3

2. El cariño, afecto y el amor de Dios acondiciona nuestros corazones para cumplir con el ministerio. Pr. 10:12

a) Ese amor nos hace aptos como padres. Sal. 91:14

b) Ese amor nos hace aptos como hijos. Cnt. 8:7

c) Ese amor nos hace aptos en la iglesia, en el trabajo y en toda relación. Is. 63:9

d) Ese amor nos ayuda a ubicarnos y tener un espíritu de humildad. Ro. 5:5

3. Cuando gozamos de este amor vendremos a Dios en todo tiempo y circunstancia.

a) Siempre estaremos queriendo más de Dios. Sal. 42:1-5

b) Buscaremos al Señor como lo hizo Moisés. Ex. 33:1-6

4. Disfrutar del amor de Dios tiene siempre buenos resultados. Ro. 13:10

a) Caminaremos en una vida de obediencia y santidad. 1 Co. 13:1

b) Tendremos vidas dinámicas y jamás pasivas. 1 Co. 14:1

II. JESUCRISTO COMPARTE CON SU IGLESIA EL MISMO AMOR TAN VASTO QUE RECIBIO DEL PADRE. JN. 15:9-11

1. Jesucristo ruega que el amor de Dios esté en la iglesia. 2 Co. 13:14

2. También el Señor Jesucristo ora porque su gozo, amor y alegría se complete en nosotros. Jn. 15:11

3. Nosotros debemos luchar para permanecer en este maravilloso amor; Satanás querrá destruirlo. Ap. 12:10-12

4. Para que este amor se haga realidad, siempre debemos guardar los mandamientos. Jn. 15:10

a) Allí esteremos en su amor. Ef. 2:4

b) Allí seguiremos el ejemplo de Cristo, que hizo lo mismo. Ef. 3:17

c) Allí es cuando hay respuesta a la oración. Jn. 15:7

5. En este cariño, amor y gozo de estar en el Señor, viene el verdadero crecimiento.

a) La verdad nos hace plenamente libres. Jn. 8:32

b) La escritura da testimonio de Jesús, nos revela su persona. Jn. 5:39-42

6. Satanás quiere que no goces de este gran amor de Dios, porque es allí donde te separa de tu comunión con el Padre. Ro. 8:32-39

a) Nada nos puede separar de su amor.

b) En Cristo somos más que vencedores.

7. En este amor verdadero de plenitud y gozo, ya no hay temor de ningún juicio. 1 Jn. 4:17-19

a) Somos nuevos y libres en Cristo, nada pesa sobre nosotros. 2 Co. 5:17-19

b) Estamos para compartir el amor perdonador de Dios y no de juicio. Jn. 3:17

III. LOS HIJOS DE DIOS SOMOS TRANSFORMADOS POR EL AMOR INMENSO DE DIOS. JN. 4:19

1. Cualquiera que experimenta el amor de Dios, se convierte en uno que ama a Dios. 1 Jn. 4:8

2. Cuando el amor de Dios toca nuestra mente, pensamientos y emociones, nuestro corazón cambia e irrumpe en alabanza a Dios y servicio a los hombres. 1 Jn. 4:7

3. Tenemos el ejemplo de María que nada era demasiado para mostrar su amor al Señor.

4. David el rey, cuando gozó del amor de Dios se entregó a su Señor y lo buscó en todo tiempo. Sal. 42:1-5

a) Su oración y meditación. Sal. 8:1-9

b) Siempre quiso más de Dios.

c) Su máximo anhelo era estar en la casa de Dios.

IV. CUANDO GOZAMOS DEL FAVOR DE DIOS Y ESTAMOS EN EL DISFRUTAREMOS SU GLORIA Y GRANDEZA. 2 CO. 3:18

1. Cuando conoces este amor y lo disfrutas, desearás ver la misma gloria de Dios. Ex. 33:18

2. La bendición es que podremos tener el favor de Dios y su gloria nos mostrará. Ex. 33:19

3. Dios siempre por amor querrá mostrarnos más y más de su grandeza. Ex. 34:6; Is. 55:7

a) En ese amor comprendemos que Dios es compasivo. Fil. 1:8

b) En ese amor comprendemos que Dios es clemente. 1 P. 4:8

c) En ese amor comprendemos que Dios es lento para la ira. 1 Jn. 2:5

d) En ese amor comprendemos que Dios es toda bondad. 1 Jn. 4:16

CONCLUSIÓN:

1. El amor de Dios en nosotros impacta al mundo.

2. Dios busca que vivamos siempre su amor.

3. Dios espera que compartamos su amor.

(autor: Rev. Roberto Morales Rodríguez)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada